Denuncian invasión chiapaneca en Chimalapas

Juchitán de Zaragoza.- Comuneros del núcleo agrario Benito Juárez, agencia del municipio de San Miguel Chimalapa cuyos habitantes son considerados “los guardianes de la selva”, denunciaron una vez más ante las autoridades ambientales del gobierno de Oaxaca que invasores chiapanecos continúan destruyendo sus zonas de reservas ecológicas, lo cual podría provocar nuevos enfrentamientos.

En esta ocasión denunciaron específicamente a Alejandro Lambarena Reyes, originario de Rizo de Oro, Chiapas, quien hoy vive en el ejido Gustavo Díaz Ordaz, perteneciente a Cintalapa, en ese estado; predio considerado invasor por los comuneros zoques oaxaqueños, quienes aseguran que él destroza cultivos y mata animales que pastorean en el paraje El Mango, predio recuperado por los comuneros chimas en el 2011.

“En el 2011 fue recuperado ese predio por San Miguel Chimalapa, posteriormente se ocupó para cultivar la tierra con maíz y frijol. Pero una representación del ejido Gustavo Díaz Ordaz, entre ellos Alejandro Lambarena Reyes, derribaron todos los cultivos”, acusaron los oaxaqueños, lo cual provocó daños y perjuicios en su trabajo.

Tiempo después, en ese mismo año, relataron que Lambarena Reyes amenazó de muerte a Mauro Vásquez Cruz, Anel Solano García, y Lázaro Martínez Gutiérrez, comuneros de Benito Juárez.

Recuerdan que las agresiones y provocaciones por parte del chiapaneco nunca pararon.

“En la primera semana de junio del 2019, para ser exactos, un grupo de cazadores del mismo ejido arribaron en el paraje El Mango, entre ellos Alejandro Lambarena Reyes, quienes mataron un toro semental color negro claro (suizo) propiedad del señor Martin Solano Jiménez.

Lo reportamos por escrito ante los Bienes Comunales de San Miguel Chimalapa para que frenara las amenazas y cacería clandestina en el paraje El Mango, pero el comisariado ejidal y agente nunca nos quisieron recibir los documentos firmados”, explicaron.

Ante esta omisión, los comuneros de Benito Juárez responsabilizaron a las autoridades comunales de los destrozos y las agresiones que puedan suceder. Además, piden la intervención de las autoridades ambientales del estado y de la federación ante estas acusaciones.

Fuente: ElUniversal