López Obrador y Gutiérrez Müller buscan registrar su nombre como marca

México.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador inició el proceso para registrar ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) su nombre y las siglas de éste como marca comercial y evitar que terceros puedan lucrar con ellos.

También Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del Jefe del Ejecutivo federal, inició los trámites con el mismo objetivo.

En seis expedientes, cuyas copias están en poder de El Universal, se detalla que por medio de Alejandro Esquer Verdugo, secretario particular del Mandatario, entre abril y julio se comenzaron los trámites, por lo que se pagaron casi 17 mil pesos por el estudio de estas solicitudes.

El 27 de abril fue abierto el expediente 2352324 para que la marca “Andrés Manuel López Obrador” pueda ser usada sólo por el Ejecutivo federal en el ámbito de la educación, en servicios de entretenimiento, así como en actividades deportivas y culturales.

En tanto que, de acuerdo con el expediente 2352331, también se busca que el nombre del Presidente pueda ser protegido para ser comercializado en publicidad, gestión de negocios comerciales, administración comercial y de trabajos de oficina.

En la búsqueda de registrar las siglas “AMLO” como marca propia, el Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que fue en 1995 cuando comenzó a usar estas siglas, periodo en el cual encabezó la Caravana por la Democracia, de Tabasco a la Ciudad de México, demandando la anulación de la elección estatal, puesto que el entonces militante del Partido de la Revolución Democrática (PRD) acusaba que hubo fraude.

Sin embargo, la marca AMLO también busca ser registrada desde 2008 por otras cuatro personas para actividades deportivas, educativas e, incluso, para ser comercializado en bebidas alcohólicas.

En este sentido, en mayo pasado Graciela Márquez Colín, secretaria de Economía (SE), junto con Juan Lozano Tovar, director del IMPI, en conferencia de prensa en Palacio Nacional informaron que había personas que buscaban ser dueños de la marca “AMLO”, pero no se les otorgaba porque había una legislación en la materia que lo impedía.