Unen esfuerzos para dotar de agua potable a Chuchiltón

La Secretaría para el Desarrollo Sustentable de los Pueblos Indígenas (Sedespi), el Ayuntamiento de Larráinzar y el Instituto Estatal del Agua (Inesa), realizaron un recorrido para analizar la potabilidad del manantial de la localidad de Chuchiltón, ubicado a dos horas y media de la cabecera municipal, a fin de abastecer del vital líquido a 400 habitantes de la comunidad.

Al respecto, el titular de Sedespi, Emilio Ramón Ramírez Guzmán, indicó que el gobernador, Rutilio Escandón Cadenas, ha priorizado el dotar de agua potable a todas las comunidades indígenas de Chiapas, como un acto de justicia social y un derecho universal.

 “Estamos trabajando de manera interinstitucional con el Ayuntamiento de Larráinzar y el Instituto Estatal del Agua, para que se realice un muestreo sobre la calidad del manantial ubicado en esta localidad de Chuchiltón, a fin de apoyar a todas las personas que necesitan tener agua potable dentro de sus hogares”, explicó Ramírez Guzmán.

Por su parte, el edil de Larráinzar, Teodulfo Pérez Hernández, agradeció las gestiones realizadas por la Sedespi y el muestreo por parte del Inesa, que permitirá crear la primera línea potable que abastecerá de este importante servicio en beneficio de la población de Chuchiltón.

“Es algo histórico. Estamos contemos con el apoyo de un gobierno preocupado por los pueblos indígenas; abastecernos de agua potable terminaría con las enfermedades que han azotado por años a nuestras familias”, destacó.

En el recorrido estuvieron presentes: el director de Proyectos Productivos de Sedespi, Jorge Augusto Villatoro Domínguez; los coordinadores Regionales del Instituto Estatal del Agua, Luis Felipe Ramos Álvarez y Luis Andrés Gómez Urieta; así como autoridades del Ayuntamiento de Larráinzar.