Senado prohíbe castigos corporales a menores de edad

México.- Por unanimidad, con 92 votos a favor, el Senado de la República reformó y adicionó diversas disposiciones de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Código Civil Federal para prohibir cualquier tipo de violencia como método disciplinario contra niñas, niños y adolescentes.

El Senado aseguró que el dictamen de iniciativa con proyecto de decreto resulta prioritario para dar cumplimiento a la Convención de los Derechos del Niño, firmada y ratificada por el Estado Mexicano en 1990, para atender las causas que originan la violencia en menores de edad.

El senador Martí Batres explicó que la iniciativa no busca criminalizar ni castigos penales para padres y madres de familia, pues plantea varios conceptos centrales, entre ellos “que las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a recibir orientación educación, cuidado y crianza de su madre y su padre o quienes ejerzan la patria potestad, la tutela, guardia y custodia, así como de los encargados y el personal de instituciones educativas deportivas, religiosas, de salud y de asistencia social y de cualquier otra índole que les brinde sin que en modo alguno se autorice a estos el uso de castigos corporal o humillante”.

La iniciativa fue promovida el año pasado por Batres Guadarrama con la finalidad de erradicar la violencia, pues en México, seis de cada 10 niñas, niños y adolescentes, de entre 1 y 14 años, han experimentado algún método de disciplina violenta.

El Senado señala que el castigo corporal es un fenómeno generalizado en América Latina y tiene un impacto directo en los ámbitos físico, médico, psicológico y emocional de los menores de 18 años. Afecta a 176 millones de niñas, niños y adolescentes, quienes a su vez lo replican en su cotidianidad.

En México, únicamente la Ciudad de México, Zacatecas y Chiapas prohíben específicamente el castigo corporal en sus leyes, mientras que Guanajuato y Chiapas lo prohíben en sus códigos penales. En tanto, 14 entidades contemplan excusas para lesionar a los descendientes.

El Senado indicó que en México la prevalencia del castigo corporal y humillante como forma de violencia contra niñas, niños y adolescentes es preocupantemente alta.

De acuerdo a cifras presentadas por la Encuesta Nacional de Niñas, Niños y Mujeres, el 63 por ciento de los menores de entre 1 y 14 años son sujetos a agresión psicológica o castigo corporal en su hogar.

No erradicar la violencia es una naturalización o normalización de la misma”, precisaron los legisladores.